Cargando

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúas navegando, aceptas la instalación y el uso. Si no la aceptas, puede que no te funcione correctamente la página. Puedes cambiar la configuración u obtener más información a través de nuestra Política de Cookies.

Descargar apuntes 

postoperatorio

mª asuncion - Enfermería USC

Profesor: Mª ASUNCION NUÑEZ MAGDALENA

Idioma: No especificado

Peso: 38kB

Atención: tu descarga comenzará en 10 seg.


Comentarios

Esto NO es el estado real de los apuntes, es una transcripción en bruto.
Vista previa:
CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN EL POSTOPERATORIO POSTOPERATORIO INMEDIATO La enfermera/o que recibe al paciente en la Unidad de Reanimación debe verificar lo siguiente: - Diagnóstico médico y tipo de operación. - Edad del paciente y estado general, permeabilidad de las vías respiratorias y signos vitales. - Anestésico y otros medicamentos empleados (p.ej. opioides y otros analgésicos, relajantes musculares, antibióticos). - Cualquier problema que haya surgido en el quirófano y que pudiera influir en la asistencia postoperatoria (p.ej. hemorragia abundante, choque, paro cardíaco). - Proceso patológico identificado (averiguar si se ha informado o no al paciente o a su familia). - Volúmenes de líquidos administrados, transfusiones. - Ver presencia de drenajes, catéteres y otros dispositivos similares. - Información específica del cirujano y anestesista. En las primeras 24 horas después de la intervención debemos prestar gran atención a la prevención de cuatro importantes complicaciones: 1. HIPOXIA. 2. HEMORRAGIA. 3. SHOCK. 4. VÓMITOS. APARATO RESPIRATORIO Observa frecuencia, ritmo y profundidad respiratoria. La única forma de saber a ciencia cierta si el paciente respira o no , es colocar la palma de la mano sobre la boca y nariz, con el fin de sentir el aliento. Recuerda que una sobresedación debida a analgésicos o anestésicos generales puede causar depresión respiratoria. Es común que las respiraciones sean lentas a causa de los analgésicos. Las respiraciones superficiales y rápidas pueden deberse a dolor, apósitos constrictivos, distensión gástrica u obesidad. Las ruidosas pueden derivarse de obstrucción por secreciones o de posible relajación de la lengua. Si hay una producción excesiva de moco produciendo dificultades respiratorias, colocaremos al paciente sobre un costado, para que el líquido acumulado salga por los labios. Si tiene los dientes apretados debe abrirse manualmente la boca. El tratamiento de la obstrucción faríngea abarca inclinar la cabeza hacia atrás y presionar hacia delante el ángulo del maxilar inferior como si se tratara de empujar los dientes inferiores por delante de los superiores. Esta maniobra hace que la lengua se desplace en sentido anterior y se abran las vías respiratorias (en ocasiones es necesario sujetar la lengua entre dos capas de gasa y tirar de ella hacia delante durante algún tiempo). Con frecuencia el anestesista le coloca un tubo de Mayo al paciente en la boca, para mantener la permeabilidad respiratoria. No debe quitarse hasta que ciertos signos como el reflejo nauseoso indiquen que se está restaurando la acción refleja. En algunas ocasiones el paciente llega a la sala de Reanimación con la sonda endotraqueal todavía colocada y suele requerirse a continuación ventilación mecánica. Ayudaremos a la preparación del respirador. VALORACIÓN CIRCULATORIA. Entre las principales complicaciones cardiovasculares que se presentan en la Sala de Reanimación se encuentran hipotensión y choque, hemorragia e hipertensión. La consideración básica en la valoración de la función cardiovascular es vigilar la aparición de signos de choque y hemorragia. Los indicadores principales son el aspecto general del paciente y la medición de las constantes vitales. Observa la TA y FC y compárala con los niveles pre y preoperatorios. Un aumento de la TA del paciente en el postoperatorio inmediato puede ser secundario a la estimulación del sistema nervioso simpático por dolor, hipoxia o distensión vesical, su disminución es sugestiva de shock, hemorragia o sobresedación. Un aumento de la FC puede indicar shock, hemorragia, hipertermia, o dolor. La hemorragia puede ser externa o interna. Si es externa hay que inspeccionar con regularidad (principalmente durante las primeras 24 horas posteriores a la intervención) los apósitos y también los drenajes, ver cantidad. Si hay hemorragia entre dos puntos o grapas, coloca gasas estériles con asepsia haciendo presión con esparadrapo, si no cesa avisar al cirujano, tendrá que poner otra grapa o punto. Una pequeña cantidad de sangre en el apósito el primer día es normal. Si la hemorragia es interna no hay sangre visible, se apreciará por su estado general. Puede haber una sección quirúrgica accidental de un vaso sanguíneo o deterioro de una sutura interna, vigila los signos de shock hipovolémico ya que es un cuadro de insuficiencia circulatoria por hipovolemia que puede conducir al paciente a la muerte (palidez, piel húmeda y fría, respiración rápida, hipotensión arterial, pulso débil y taquicárdico, inquietud, oliguria; ante cualquier alteración de este tipo avisa al cirujano o lo puede avisar un compañero para que tu no pierdas tiempo). Colocar al individuo en posición de choque (acostado sobre su espalda con la piernas elevadas a un ángulo de 20º y las rodillas estiladas). Prepara el equipo necesario para una perfusión intravenosa, si es que el paciente no la tiene implantada, si ya la tiene acelera el ritmo de goteo, no pierdas de vista al paciente. Control frecuente de signos vitales. Comprueba que en el laboratorio hay sangre cruzada para el, si no prepara para extracción de sangre para grupo Rh, Hto, Hgb y pruebas cruzadas. Asegúrate de que la vía de perfusión es buena y pueden pasar abundantes líquidos. Debes de saber también que habrá una posible intervención quirúrgica de urgencia para localizar y controlar la hemorragia, una vez restablecido el shock. Colocación de sonda vesical para controlar expulsión de orina. Posible terapia de oxigeno para saturar todos los glóbulos rojos con oxígeno para los tejidos. NAUSEAS Y VÓMITOS Pueden aparecer como consecuencia del dolor, la manipulación de órganos y los analgésicos narcóticos. Ante la menor indicación de náuseas se coloca al paciente por completo sobre un costado para que drene por la boca y para prevenir la brocoaspiración. Sujetarse la incisión al vomitar alivia el dolor. Se registrará la hora, cantidad y naturaleza de los vómitos. Si son frecuentes lo comunicaremos al cirujano. En cirugía de aparato digestivo se coloca por anticipado, sonda nasogástrica, que no se retira hasta que el paciente recobra el peristaltismo. Es muy importante conocer cualquier aspecto con relación a los antecedentes preoperatorios que puedan tener importancia, p. ej.: si el paciente es alérgico, diabético, epiléptico, también debemos saber el diagnóstico médico y tipo de intervención realizada. Observaremos el nivel de conciencia, ver que las sondas y drenajes no estén obstruidas, es decir verificar el funcionamiento de todo el equipo. DOLOR. El grado, la intensidad y tolerancia al dolor en el postoperatorio dependen del sitio de la incisión, tipo de operación, magnitud del traumatismo quirúrgico, tipo de anestésico empleado y vía de administración. Los analgésicos opioides suelen prescribirse para aliviar el dolor y molestias en el postoperatorio inmediato. Es más efectivo prevenir el dolor que utilizar las dosis según se requieran, ya que con esta medida los medicamentos se administran durante los intervalos prescritos en lugar de que se apliquen cuando el dolor se vuelve intenso e insoportable. Muchos pacientes (y algún miembro del personal que proporciona los cuidados) se preocupan bastante por el riesgo de adicción a los opioides durante el postoperatorio. Sin embargo el riesgo es insignificante cuando se utilizan por períodos breves para controlar el dolor. En el caso de la analgesia controlada por el paciente se permite que cada paciente se administre a si mismo medicamentos para el dolor en caso necesario, la cantidad de medicamento administrada por vía intravenosa o epidural y el lapso de liberación del mismo están controlados por el dispositivo de analgesia, los dos requisitos necesarios para ello son: 1. Comprensión de la necesidad de dosificarse a si mismo. 2. Capacidad física para hacerlo. El tratamiento efectivo del dolor permite que el individuo participe en su cuidado, realice ejercicios de respiración profunda y de las extremidades inferiores y tolere la actividad. Hay que tener en cuenta que los dolores agudos en zonas no próximas a la incisión no sor normales e indican la existencia de complicaciones y deben comunicarse siempre al cirujano. Ej.: si el paciente fue sometido a cirugía abdominal y el dolor se localiza en el tórax, no se administrará el analgésico, en vez de ello se comunicará para averiguar su causa. En caso de dolor en la incisión, se administrarán los analgésicos prescritos. También es conveniente cambiarles de posición y realizar ejercicios de relajación. Nunca se administrará un narcótico al paciente cuya presión arterial haya bajado sin antes consultar al médico. La morfina deprime la respiración, si la frecuencia respiratoria es menor de 12 resp/mn no se empleará sin antes consultar. RETENCIÓN URINARIA. Si el paciente está sondado el gasto urinario no debe ser menor de 30 ml/h. Si no está sondado , el paciente con retención urinaria, siente ganas de orinar, pero no puede conseguirlo. Muchas veces no pueden orinar acostados y es necesario ponerlos sentados o de pié. Anotar volumen de cada micción. Si el paciente no puede orinar, se permitirá que transcurran unas 8 horas de la operación antes de sondarlo. Es necesario evitar la distensi

Los consejos tienen una finalidad meramente orientativa, sin entrar a juzgar la profesionalidad de los docentes de nuestras universidades. Los apuntes, así como el resto de contenidos que son elaborados por los usuarios de la web, en ningún caso son atribuibles a los profesores. Los nombres aparecen exclusivamente a título informativo como referencia para el usuario. Los modelos de examen de cursos anteriores son compartidos por los propios usuarios, y prentenden servir como guía orientativa de estudio para sus compañeros. Patatabrava.com no puede comprobar la veracidad y fiabilidad de todos estos contenidos académicos. En todo caso, Patatabrava.com se reserva el derecho a eliminar cualquier aportación que no cumpla las condiciones de uso en el aviso legal.

Buscador general de apuntes
Buscador general de apuntes
X
¿Problemas con la contraseña?

¿Todavía no eres de Patatabrava?

Aquesta finestra es tancarà en 3 segons

T’has apuntat correctament a aquesta assignatura. T’avisarem quan hi hagi nous continguts de la mateixa!

 

¿Seguro que quieres eliminar la etiqueta?

Esto sería un texto puesto dentro de un parrafito, explicando lo que fuera.