Cargando

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúas navegando, aceptas la instalación y el uso. Si no la aceptas, puede que no te funcione correctamente la página. Puedes cambiar la configuración u obtener más información a través de nuestra Política de Cookies.

Descargar apuntes 

La monarquía hispanica

Historia Medieval - Historia UCM

Profesor: Desconocido

Idioma: No especificado

Peso: 398kB

Atención: tu descarga comenzará en 10 seg.
Descarga patrocinada por El panel de RISKETOS

Comentarios

Esto NO es el estado real de los apuntes, es una transcripción en bruto.
Vista previa:
1. LA MONARQUÍA HISPÁNICA 1. Felipe II, aprendizaje El 9 de Marzo de 1526, Carlos I entra en Sevilla, donde conoce a su primera esposa, Isabel de Portugal. Ese verano lo pasaron juntos en el sur de España, viviendo durante la mayor parte del tiempo en la Alhambra, que Carlos ordenó ampliar con un nuevo conjunto de habitaciones. El palacio nunca llegó a terminarse y Carlos nunca volvió a Granada, pero allí fue donde Felipe II fue concebido. En diciembre sus padres regresaron a Castilla la Vieja, a Valladolid, donde Carlos I tenía la capital del Reino. En el edificio conocido hoy en día como "el Palacio de Felipe II" nació Felipe el 21 de Mayo de 1527, en presencia de su padre y de los principales nobles. La casualidad dinástica había reunido en la persona de Carlos I cuatro herencias separadas, cada una de las cuales era una entidad política importante. De su abuelo paterno, Carlos recibió los estados hereditarios de los Habsburgo en el sudeste de Alemania y, después de 1519, el título de sacro emperador romano; de su abuela paterna heredó las tierras de Borgoña en los Países Bajos. De la abuela materna, Carlos I recibió Castilla y las conquistas castellanas en el norte de África, el Caribe y Centroamérica. De su abuelo materno heredó Aragón y los territorios aragoneses de ultramar, Nápoles, Sicilia y Cerdeña. Durante el reinado de Carlos I, él iba a añadir otros territorios a los ya mencionados: en los Países Bajos se anexionaron varias provincias en el nordeste; en Italia consiguió el ducado de Lombardía y en el norte de África conquistó Túnez (ambos en 1535); y lo más espectacular, en América unos pocos miles de españoles conquistaron en veinte años (1519-1539) un área ocho veces superior a Castilla, habitada por una quinta parte de la población mundial. En el momento de nacimiento de Felipe II la mayor parte de esas conquistas todavía no se habían producido. En 1527, Carlos I estaba en guerra con Francia y con muchos de los príncipes independientes de Italia, entre los que se encontraba el Papa. Fue doblemente necesario tener al príncipe Felipe en España porque su padre, el emperador, estaba frecuentemente ausente. De 1529 a 1533 estuvo en Italia y Alemania, intentando organizar la defensa de la cristiandad contra los Turcos. En 1535-1536 estuvo ausente de nuevo, conquistando Túnez. De 1539 a 1541 estuvo en los Países bajos, y después de salir para el norte de Europa, en mayo de 1543 no pudo volver a España hasta 1556. De este modo Felipe II pasó muchos de sus años de formación separado de su padre, y en 1539, cuando tenía solamente doce años, murió su madre. El joven príncipe se vio obligado por el protocolo de la corte a encabezar el corte fúnebre desde Toledo, donde murió la emperatriz, hasta la tumba de sus antepasados en Granada[1]. Mientras Carlos I se encerró en un monasterio y guardó luto durante ocho semanas. Hasta 1535, Felipe fue criado con su hermana María, que era un año menor que él, en la casa de su madre. La vida allí parece haber sido despreocupada y fácil, pues a la edad de siete años todavía no sabía ni leer ni escribir. Escandalizado por el retraso un miembro del entorno del príncipe compuso un libro especial para enseñarle las primeras letras, y otro para enseñarle gramática castellana, puesto que los jóvenes alumnos encontraban demasiado difícil la gramática Castellana al uso del gran humanista Antonio de Nebrija. El mismo cortesano también tradujo al castellano el texto clásico de Erasmo, Institutio principis christiani[2]. Pero este comienzo prometedor fue anulado con la elección de Juan Martínez de Siliceo como tutor de Felipe, por delante de candidatos tan notables como Juan Luis Vives[3]. Más tarde se hizo cargo de su educación Zúñiga, el cual fue muy severo. En 1541, se designó a Cristóbal Calvet de Estrella[4] para que enseñase latín y griego a Felipe, a Honorato Juan para que lo instruyese en matemáticas y arquitectura, y a Juan Ginés para que le impartiera geografía e historia. En todo momento Carlos I se interesó mucho por la educación de su hijo, Felipe, y estuvo en contacto con sus maestros en todo momento. El 1 de marzo de 1543 Carlos y Felipe salieron de Madrid. Este último acompañó a su padre hasta Alcalá de Henares. Carlos continuó a Zaragoza y Barcelona. En la primera semana de mayo se embarcó rumbo a Palamós después de nombrar a su hijo regente de España. Carlos iniciaba la ausencia más prolongada de la península, un periodo de catorce años fuera con el propósito de llevar sus cometidos imperiales a buen término, arruinando su salud en el proceso. Felipe se convertía en el gobernante real y permanente de España. Ciertamente estos primeros años de regencia fueron sólo un aprendizaje, pero ayudaron a moderar al rey, y su importancia para el desarrollo ulterior no debe minimizarse. Felipe II empieza a gobernar en 1556 con un ideario muy similar al de su padre: fortalecer el catolicismo y engrandecer el poderío hispánico. A continuación se muestra la familia de Felipe II. Carlos I c Isabel de Portugal (1500- 58) (1526) (1503-39) ____________________________ Margarita de Parma Felipe II María Fernando Juana Don Juan (1522-86) (1527-98) (1528-1606) (1529-30)(1535-73) (1547-78) se casa con: 1) María de Portugal en 1543 ------------------ Don Carlos (1545- 68) 2) María Tudor en 1554 3) Isabel de Valois en 1560, teniendo como hijos a: - Isabel (1566-1633) - Catalina (1567-97) 4) Ana de Austria en 1570, teniendo como hijos a: - Fernando (1571-78) - Carlos Lorenzo (1573-75) - Diego (1575-82) - Felipe III (1578-1621) - María (1580-83) A Felipe II, pese a las insinuaciones de ciertos embajadores extranjeros, sencillamente no le interesaban las mujeres, ni por su compañía ni por sus encantos sexuales. Aunque estuvo casado cuatro veces, nunca parecía sentirse agusto con ninguna mujer. Aunque en 1570 se casó con su sobrina, Ana de Austria y aunque en ella encontró compañía durante más tiempo que con sus otras mujeres, parece claro que fue arrastrado a su cuarto matrimonio por la necesidad de tener un heredero varón. 1.2 Política 1.2.1 Política interior En Nada había cambiado sustancialmente el Imperio español al advenimiento de Felipe II. En su contextura externa estaba formado por varios núcleos: a) los reinos de España (Castilla y sus anexos, las Provincias Vascas, Navarra, Aragón, Cataluña, Valencia y Mallorca), y, unido a la corona del Castilla, los inmenso territorios descubiertos y conquistado en América, desde hasta el Plata, más algunos de Oceanía, como de las islas Filipinas y parte de las Molucas. b) Los Reinos Italianos (Sicilia, Cerdeña, Nápoles y Milán), anexionados anteriormente por la corona de Aragón o conquistados más recientemente a Francia. Complementarios de éstos, los llamados "presidios africanos", plazas fuertes que formaban una eficaz línea de fortificaciones que garantizaba la navegación entre los reinos españoles y los de Italia (Orán, Bugía, Túnez y otras menores). c) Finalmente, los países Bajos y el Franco-Condado, más alejado por tradición y peculiaridades nacionales, pero que Carlos V quiso unir a la Corona Española. Es verdad que estos territorios formaban un basto Imperio, el mayor poder cristiano de la época y que podía afirmarse que en los dominios de Felipe II no se ponía jamás el sol. Sin embargo, este inmenso Imperio era muy endeble, tanto por su heterogeneidad estructural, como por las distancias que separaban a los diversos miembros de constitutivos. Propiamente los reinos españoles eran el núcleo vertebral de la Monarquía y su principal fundamento. Los demás territorios, procedentes o de la expansión nacional, emprendida por los Reyes Católicos, o por herencia de los Habsburgo, constituían más bien eflorescencias que permanecerían unidas, más o menos estrechamente, a este núcleo en la medida en que la dinámica del gobierno central y la convivencia propia marcharan paralelas. Pero de ninguna manera puede considerarse los territorios filipinos fuera de la Península como eslabones integrados. El imperio hispánico era una asociación de territorios, a la manera de un cuerpo federa. Cada uno de ellos seguía gozando de su propia autonomía, de sus leyes y fuero. El rey para cada uno de ellos era el monarca y así se le consideró siempre que aceptara la propia peculiaridad y respetara sus estatutos constitucionales. No ha de pensarse que en esta formación de Estados una más estrecha asociación de intereses colectivos con fines económicos o políticos, ni si quiera el sentimiento de participar en una empresa común. Ni los ideales de la época caminaban en este sentido, ni el mismo Carlos V, a pesar de que este fuera su íntimo deseo, había conseguido dotar a su Imperio de una mística comunitaria. Cada Estado pensó exclusivamente en los intereses propios, y en los casos que fue necesario aportar ayuda militar o económica para otros distintos que los puramente territoriales, lam

Los consejos tienen una finalidad meramente orientativa, sin entrar a juzgar la profesionalidad de los docentes de nuestras universidades. Los apuntes, así como el resto de contenidos que son elaborados por los usuarios de la web, en ningún caso son atribuibles a los profesores. Los nombres aparecen exclusivamente a título informativo como referencia para el usuario. Los modelos de examen de cursos anteriores son compartidos por los propios usuarios, y prentenden servir como guía orientativa de estudio para sus compañeros. Patatabrava.com no puede comprobar la veracidad y fiabilidad de todos estos contenidos académicos. En todo caso, Patatabrava.com se reserva el derecho a eliminar cualquier aportación que no cumpla las condiciones de uso en el aviso legal.

Buscador general de apuntes
Buscador general de apuntes
X
¿Problemas con la contraseña?

¿Todavía no eres de Patatabrava?

Aquesta finestra es tancarà en 3 segons

T’has apuntat correctament a aquesta assignatura. T’avisarem quan hi hagi nous continguts de la mateixa!

 

¿Seguro que quieres eliminar la etiqueta?

Esto sería un texto puesto dentro de un parrafito, explicando lo que fuera.