Cargando

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúas navegando, aceptas la instalación y el uso. Si no la aceptas, puede que no te funcione correctamente la página. Puedes cambiar la configuración u obtener más información a través de nuestra Política de Cookies.

Descargar apuntes 

Personalidad Melancólica

Psicopatologia - Psicologia UB

Profesor: No especificado

Autor: EMPro

Idioma: Castellano

Peso: 196kB

Atención: tu descarga comenzará en 10 seg.
Descarga patrocinada por Pisocompartido

Comentarios

Usuarios que se han interesado por estos apuntes

Esto NO es el estado real de los apuntes, es una transcripción en bruto.
Vista previa:
PERSONALIDAD MELANCÓLICA Big Man de Ron Mueck 1 Índice 1. Introducción histórica......................................................................................... 3 2. Estado actual de la melancolía ......................................................................... 7 3. Personalidad melancólica ................................................................................. 9 4. Tratamiento .....................................................................................................12 5. El transcurso de la melancolía expresado en el arte..........................................12 6. Conclusiones.................................................................................................... 13 7. Bibliografía........................................................................................................15 2 1. Historia de la melancolía El término melancolía deriva del griego (bilis negra) y aparece por primera vez en el escrito Corpus Hippocraticum que se atribuye a Hipócrates, en donde ésta se describe como el resultado del desequilibrio de los humores. La teoría humoral ha tenido en la melancolía un peso fundamental ya que no es hasta el siglo XIX que deja de asociarse a ésta con el humoralismo. Esta enfermedad, la primera en considerarse mental, se describía por la falta de apetito, desaliento, insomnio, accesos de ira y malestar entre otro, sintomatología que actualmente comparte en gran medida con la depresión. Profundizando más en el humoralismo, éste relacionaba la melancolía con lo que formaban los cuatro humores: la bilis negra, la sangre, la bilis amarilla y el flema. Éstos se relacionaban a su vez con las cuatro edades del hombre (niñez, juventud, madurez y vejez), con los cuatro elementos cósmicos (aire, tierra, fuego y agua) y con las divisiones del tiempo, lo que hoy correspondería a las estaciones del año (primavera, verano, otoño e invierno). Como se resalta, el número cuatro aparece repetidamente en sus escritos, lo que denota la relación del humoralismo con la escuela pitagórica, siendo este número muy especial al vincularse con la fuente tanto de la naturaleza divina como la del hombre. La comprensión de la salud como el equilibrio de distintas partes sería otra influencia de los pitagóricos.. Cabe señalar que antes de Hipócrates, el primero en establecer una teoría psicosomática del temperamento fue Empédocles, quien sostenía que las cuatro entidades cósmicas (cielo, mar ,agua y sol) o como él las llamaba, fundamentos o principios, determinaba el carácter de los hombres en función de su prevalencia, que fluctuaba según la estación. La combinación perfecta de estos elementos daba lugar al entendimiento más agudo pero la participación desigual hacía al hombre necio. Hipócrates combinó todas estas ideas en un único sistema que predominó durante más de dos mil años. Como antes se menciona, según la época del año y las edades del hombre predomina un determinado humor que desencadena un temperamento específico de la persona. Los humores describían estados psicológicos y aptitudes constitucionales, siendo estos el sanguínio, característico de aquellas personas extrovertidas y cálidas, con humor muy variable y flexibilidad a los cambios del ambiente; el colérico, donde predomina una voluntad fuerte y sentimientos impulsivos; el melancólico, proprio de personas tristes y soñadoras y finalmente, el flemático para 3 describir las personas lentas a la hora de reaccionar, apáticas y frías. El temperamento melancólico es el más complejo de todos por dar lugar a perfiles analíticos, perfeccionistas, pesimistas, o con gran variedad de talentos debido al predominio emocional. A diferencia del sanguínio que era considerado el más sano, el temperamento melancólico estaba más vinculado a la idea de enfermedad por el hecho de tener una patología más marcada y es lo que conllevó posteriormente al aprofundimiento de la melancolía como enfermedad y al discernimiento entre enfermedad y disposición o temperamento. En el siglo IV a. C. tubo lugar una gran transformación de la idea de melancolía debido a la aparición de dos grandes influencias. Por un lado, la melancolía se convierto en sinónimo de ''estar loco'' englobando así la tristeza, depresión, y toda una serie de características sombrías, y por otro lado, las explicaciones racionales propias del razonamiento científico que empezaba a surgir se mezclaba con las interpretaciones simbólicas de los mitos dando lugar a héroes con rasgos de melancolía patológica castigados con la locura por los dioses. La disposición melancólica pasó a interpretarse como heroica y aún más después de la interpretación de ésta por Platón, quien la catalogó como síntoma de exaltación espiritual que denominaba ''furor''. En aquel momento, la melancolía se concebía como un síntoma de éxtasis divino que se relacionaba con la locura. Fue en la filosofía aristotélica del ''Problema XXX'' donde se agruparon por vez primera las ideas de ''locura'' y de ''furor'' asociadas a la melancolía. Surgió una nueva teoría de la melancolía en la cual Aristóteles diferenciaba entre los hombres normales, expuestos a enfermedades melancólicas transitorias, y los melancólicos por naturaleza, que los consideraba personas fuera de lo común debido a su constitución natural. En función de la cantidad de bilis negra que se encontraba en el cuerpo y a la temperatura a la que ésta estuviera, daba lugar a diferentes disposiciones en el melancólico que no se encontraban en otros. Según Aristóteles, cuando la cantidad de bilis negra estaba por encima del promedio y la temperatura estaba en un grado óptimo, el melancólico no era un loco sino un genio. Distinguió de este modo la melancolía como enfermedad tanto de la melancolía como estado transitoria en personas comunes como de aquella que hacía al hombre extraordinario pero que también podía acabar por enfermar. Con el paso del tiempo, esta concepción aristotélica se volvía menos aceptada. Entre los críticos a ésta se encontraba Galeno, médico de la época, que otorgaba al otoño la existencia de este temperamento y que describió tres modalidades de la melancolía: cerebral, digestiva y generalizada. La atención pasó a focalizarse en la búsqueda de un único carácter puramente melancólico que dió lugar a una nueva ciencia llamada ''fisiognomia'', centrada en estudiar el comportamiento de las personas a partir de las características físicas. El surgimiento de esta ciencia produjo un cambio en la teoría de los 4 humores, los humores pasaron a establecer diferencias de carácter y no solamente de disposiciones; condescendió en una doctrina clara de los caracteres. Por tanto, a partir de la antigüedad tardía, la melancolía como estado del alma o temperamento, producía un tipo de carácter en el hombre que implicaba tristeza, reflexión y depresión por lo que siguió relacionándose con la enfermedad en los hombre melancólicos por naturaleza y con el estado de ánimo en aquellos casos temporales. En este período, la melancolía aparare también relacionada con Saturno, debido fundamentalmentre a las cualidades astrológicas y físicas atribuidas al planeta (frío, distante y seco) y por la relación en la mitología griega entre el dios Kronos (tiste abatido y preocupado) y los melancólicos haciendo, de este modo, una conexión entre el macrocosmos y el microcosmos. En la Edad Media, las causas de la melancolía se ceñían entorno a la divinidad, los espíritus o los magos. En esta época se describe la enfermedad de los monjes por Juan Casiano, una especie de taedium vitae que se manifiesta mediante la conducta perezosa. En el siglo VII, San Isidoro describe la melancolía como '' angustia del alma, acumulación de espíritus demoníacos, ideas negras, ausencia de futuro y una profunda desesperanza'' (Domínguez, F., Manchón, M. y Soto, A., 2009). El concepto de melancolía se amplia en el Renacimiento. Mientras que Platter le atribuye un origen cerebral, Robert Burton, en '' The Anatomy of Melancholy '' describe tres factores claves en la melancolía siendo estos la herencia, la carencia afectiva en la infancia y las frustraciones sexuales. (en Domínguez, F., Manchón, M. y Soto, A. 2009). Este autor también diferencia entre las causas congénitas siendo éstas la vejez y el factor hereditario ya nombrado y las particulares, que englobarían la mala alimentación; el aire viciado; los ejercicios inmoderados, la soledad y el ocio; pasiones y perturbaciones de la mente; la afiliación, el miedo y la vergüenza (Burton, R. 1947). Aún así, la presencia de la teoría humoral persiste en esta época con André du Laurens, quien aporta que la bilis negra calentada conduce al hombre hacia la filosofía o la poesía y describe la melancolía hipocondríaca cuyo origen está en un mal funcionamiento de los órganos abdominales Francisco Vallés resalta la posibilidad de que la enfermedad causada por el humor negro pueda ser desencadenada por variables ambientales. Durante el Barroco, la melancolía se divide por Thomas Willis en universal y particular en función de si la pérdida de razonamiento objetivo se da en todo los ámbitos o sólo en uno pocos. 5 En 1725, concretamente, Richard Blackmore es el primero en utilizar el termino depresión para referirse a melancolía. El panorama cambia con el surgimiento de la psiquiatría moderna, dónde la melancolía se formaliza y se ve dividida en subtipos. Pinel, quien también consideró como característica principal de la melancolía el juicio falso, clasifica las enfermedad mentales en melancolía, manía, demencia e idiocia. Esquirol, discípulo de Pinel, diferencia a su vez entre lo que denominó lipemanía del griego lype, que corresponde a tristeza, de las monomanías, donde los delirios no son mantenidos por

Los consejos tienen una finalidad meramente orientativa, sin entrar a juzgar la profesionalidad de los docentes de nuestras universidades. Los apuntes, así como el resto de contenidos que son elaborados por los usuarios de la web, en ningún caso son atribuibles a los profesores. Los nombres aparecen exclusivamente a título informativo como referencia para el usuario. Los modelos de examen de cursos anteriores son compartidos por los propios usuarios, y prentenden servir como guía orientativa de estudio para sus compañeros. Patatabrava.com no puede comprobar la veracidad y fiabilidad de todos estos contenidos académicos. En todo caso, Patatabrava.com se reserva el derecho a eliminar cualquier aportación que no cumpla las condiciones de uso en el aviso legal.

Buscador general de apuntes
Buscador general de apuntes
X
¿Problemas con la contraseña?

¿Todavía no eres de Patatabrava?

Aquesta finestra es tancarà en 3 segons

T’has apuntat correctament a aquesta assignatura. T’avisarem quan hi hagi nous continguts de la mateixa!

 

¿Seguro que quieres eliminar la etiqueta?

Esto sería un texto puesto dentro de un parrafito, explicando lo que fuera.