Cargando

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Si continúas navegando, aceptas la instalación y el uso. Si no la aceptas, puede que no te funcione correctamente la página. Puedes cambiar la configuración u obtener más información a través de nuestra Política de Cookies.

Descargar apuntes 

Cambios en las diferentes costumbres de la institucion familiar

Instituciones y formas políticas - Ciencia Política y de la Administración UPV-EHU

Profesor: No especificado

Idioma: Castellano

Peso: 101kB

Atención: tu descarga comenzará en 10 seg.
Descarga patrocinada por Pisocompartido

Comentarios

Esto NO es el estado real de los apuntes, es una transcripción en bruto.
Vista previa:
Cambios en las diferentes costumbres de la Institución familiar Desde hace tres décadas se han ido produciendo cambios importantes en la sociedad y, como es natural, en una de las instituciones sociales básicas: la familia. Los grandes cambios sociales inciden sobre padres e hijos y también sobre sus relaciones con la sociedad y con la escuela. Las mutaciones de la familia son múltiples: la modificación de los roles paternales y maternales, la difícil conciliación de la vida familiar con la profesional, la ruptura conyugal, la homoparentalidad, la reducción de la natalidad, el incremento de la esperanza de vida, el envejecimiento de la población, la incorporación de la mujer al mercado de trabajo, la exigencia de verse realizado, el consumismo, el impacto de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías en la familia. Podríamos definir la familia como un grupo social básico creado por vínculos de parentesco o matrimonio presente en todas las sociedades. Idealmente, la familia proporciona a sus miembros protección, compañía, seguridad y socialización. Lo inmediato de nuestra participación en la vida familiar, la intensidad de las emociones que esto genera, las satisfacciones sexuales y de otra índole que ella proporciona, las exigencias que supone con respecto a nuestros esfuerzos y a nuestra lealtad, y las funciones que ello implica en lo que toca a la educación y al cuidado del niño, parece ofrecer amplia evidencia de su prioridad como grupo social fundamental. En algunas sociedades la vida de cada individuo esta vinculada casi por completo a la familia, mientras que en otras hay muchos papeles y relaciones que son relativamente independientes de ella. La estructura y el papel de la familia varían según la sociedad. La familia nuclear (dos adultos con sus hijos) es la unidad principal de las sociedades más avanzada. En otras este núcleo está subordinado a una familia con abuelos y otros familiares. Una tercera unidad familiar es la familia monoparental, en la que los hijos viven sólo con el padre o la madre en situación de soltería, viudedad o divorcio. En la exclusividad del seno familiar se ha abierto una fisura. La desintegración de la familia puede deberse a que como institución ya no resulta imprescindible para resolver las necesidades del individuo, puesto que el Estado u otras instituciones e incluso personas particulares se han encargado de funciones que antes eran propias de la familia. Claves interpretativas de la realidad familiar actual * El cambio político y social. En las últimas décadas, está teniendo lugar un cambio en las pautas familiares. Y en ese conjunto de cambios, el político ha sido muy importante pero no el único. Toda la sociedad se ha visto implicada en las dinámicas de transformación que, ciertamente, el cambio político ha posibilitado o acelerado. Lo peculiar en España no es la dirección delos cambios -semejantes a los de otros países europeos- sino su rapidez en extensión y profundidad. De aquí el carácter reciente de la emergencia de determinados problemas y su insuficiente respuesta social, tanto en equipamientos o servicios como en la construcción de definiciones culturales operativas. * El aumento del individualismo. Habría decir que los cambios más importantes tienen que ver con que hoy las personas tienen más amplios y mayores posibilidades de elección para construir sus biografías, es decir un aumento de individualismo. Son los procesos que concurren en las sociedades modernas, en la segunda mitad del pasado siglo, los que acentúan la individualización y el individualismo. En general, las sociedades europeas experimentan un importante avance económico que mejora notablemente la esperanza y condiciones de vida de sus poblaciones. Con el desarrollo económico y la modernización aumentan las expectativas de bienestar personal y con ello los individuos tienen una mayor preocupación por la felicidad y satisfacción personal y por la calidad de sus relaciones personales. * La incorporación masiva de la mujer al trabajo fuera del hogar. Al haber ampliado las posibilidades de acceso de las mujeres a la educación, ello ha mejorado su nivel de formación e incrementado su participación en el mercado de trabajo. Poseer una formación posibilita la ampliación de las expectativas vitales más allá del destino de ser esposa y madre; además, el trabajo supone solvencia económica, refuerza la posición de igualdad de las mujeres en el matrimonio, las libera en cierto modo de la dependencia del marido, y si bien las desigualdades no desaparecen por completo, son más visibles e injustificables. De alguna forma, la idea de igualdad entre los sexos penetra en sectores cada vez más amplios de la población. El contexto más relevante de los cambios familiares proviene de la incorporación masiva de la mujer al trabajo extradoméstico. Pero de mayor trascendencia que el incremento de la tasa de participación de la mujer en el trabajo extradoméstico - del que nunca ha estado ausente- son las condiciones en las que se produce: con más edad, con un mayor nivel de estudios y con mejor cualificación. Y accede con más frecuencia a puestos de trabajo mejor remunerados y de categoría superior. Los cambios se producen incluso en el aspecto motivacional. En el pasado, la mujer accedía a puestos de baja retribución y con la finalidad, y por la necesidad, de obtener ingresos. Hoy, por el contrario, el trabajo constituye un componente básico de su propia identidad. Ahí radica la principal novedad: no en el hecho de que ingrese en el mundo laboral, sino que ahora no salga de él. Una vez incorporada al trabajo, ya no lo abandona. Por ello, los efectos sobre la natalidad pueden ser importantes si no se desarrollan medidas políticas de apoyo. También hay que considerar que las mujeres esperan más un trato de igualdad, pero se enfrentan en la práctica real con situaciones de desigualdad, tropiezan con ella en el mercado de trabajo y en el comportamiento de los hombres; los hombres dicen entender y solidarizarse con las mujeres en el plano normativo, pero resisten y persisten en la atribución tradicional de los roles. Cada vez contrastan más los valores tradicionales del hombre con los nuevos valores de la mujer. Las mujeres han cambiado sus aspiraciones, sus intereses, su autoconcepto y su autoestima, han redefinido su género. Manifestaciones de este cambio personal y social en la vida familiar * La desinstitucionalización de la familia, esto es, el establecimiento de vínculos afectivos y sexuales, de formas de vida y modos de convivencia al margen de normas o modelos dictados por instancias o circunstancias externas y en función de intereses, preferencias y voluntades individuales, experimentando situaciones, descubriendo nuevas obligaciones, en la incertidumbre del éxito o del fracaso, de forma provisional e insegura, con la vulnerabilidad que introduce la continua revalidación de los vínculos, pero también con el esfuerzo de negociación que ello demanda. * La multiplicación de itinerarios familiares. En el ámbito individual, el sujeto multiplica experiencias, situaciones y ciclos familiares a lo largo de su vida transitando por formas de convivencia diversas: pasa del noviazgo a la cohabitación, vuelve al noviazgo y se casa esta vez, tiene hijos, se separa y se divorcia, vive sólo con los hijos, vuelve a cohabitar con una nueva pareja y los hijos de ambos, etc. Hay una ruptura sustancial en la forma en que las personas conciben y afrontan sus proyectos convivenciales respecto del pasado reciente. * Disminución de la nupcialidad. Desde de los años ochenta desciende progresivamente el número de matrimonios y, paralelamente, se produce el aumento de la edad media de matrimonio. Se casan menos españoles y se casan a edades más tardías, sobre todo, en el caso de las mujeres, en cuyas biografías el matrimonio y los hijos se ven compitiendo en mayor medida con la formación y el trabajo remunerado. * El divorcio. Entre las transformaciones que afectan a las relaciones de pareja adquiere relevancia y significación social mayor el desemparejamiento, esto es, la ruptura de la relación de pareja por separación o divorcio. Las cifras sitúan a España en el año 2000 con 10 divorcios cada 10.000 habitantes, la mitad que en Francia (20/10.000), bastante alejada de los países nórdicos (27/10.000) y sólo por encima de Irlanda (7/10.000). Una incidencia moderada y un incremento continuado pero pausado hacen pensar que las relaciones matrimoniales son más estables en España y que los españoles se lo pensarían más antes de cruzar el umbral del divorcio. Hay pocos datos publicados sobre las características de los divorciados españoles. Los disponibles conforman este retrato: los divorciados lo son de matrimonios de 6 años de duración desde la boda a la interposición de la demanda. Tanto entre los varones como entre las mujeres, el grupo de edad que presenta más del 40% de divorcios tiene entre 30 y 40 años. Las mujeres, más bien, 30 y 35 años; los varones, 35 y 40 años (INE, 2001). * El envejecimiento de la población como efecto del alargamiento de la esperanza de vida. Con la mejora en las condiciones de vida de las personas mayores (económicas, sanitarias, físicas, psicológicas, etc.) se vive más tiempo y se permite una duración mayor de la coexistencia entre generaciones, si bien ésta no está vinculada a la co-residencia. La edad avanzada y las condiciones de salud suelen ser elementos que alteran la pauta de independencia residencial entre generaciones, máxime en una sociedad como la española donde la familia es la principal institución social. Con todo, los datos son ilustrativos. Según el censo de 2001, más del 25% de las personas mayores de90 años viven solas; son 60.000 personas que suben a 140.000 entre 85-89años y a 250.000 entre 80-84. Hay más perso

Los consejos tienen una finalidad meramente orientativa, sin entrar a juzgar la profesionalidad de los docentes de nuestras universidades. Los apuntes, así como el resto de contenidos que son elaborados por los usuarios de la web, en ningún caso son atribuibles a los profesores. Los nombres aparecen exclusivamente a título informativo como referencia para el usuario. Los modelos de examen de cursos anteriores son compartidos por los propios usuarios, y prentenden servir como guía orientativa de estudio para sus compañeros. Patatabrava.com no puede comprobar la veracidad y fiabilidad de todos estos contenidos académicos. En todo caso, Patatabrava.com se reserva el derecho a eliminar cualquier aportación que no cumpla las condiciones de uso en el aviso legal.

Buscador general de apuntes
Buscador general de apuntes
X
¿Problemas con la contraseña?

¿Todavía no eres de Patatabrava?

Aquesta finestra es tancarà en 3 segons

T’has apuntat correctament a aquesta assignatura. T’avisarem quan hi hagi nous continguts de la mateixa!

 

¿Seguro que quieres eliminar la etiqueta?

Esto sería un texto puesto dentro de un parrafito, explicando lo que fuera.